26 enero, 2008


Fue una semana de locos. Si no lo hubiera sido, no me hubiera dado fiebre y mareo el miércoles y no me hubieran mandado a la casa en el trabajo. Y apenas llegué a mi casa, fui directo a dormir, donde caí en un sueño profundísimo... del que me arrepiento porque cuando desperté vi una llamada perdida. Una llamada que había hecho un pseudoconocido santiaguino, pero que espero con tantas ganas cada llamado. Y claro, yo no tenía plata, solo pude devolverle un "ring" como para demostrar que si noté que él había llamado...

Ahora me duele la cabeza, y quiero que sea martes para dormir todo el día. Ando como sumida en sueños de verdad, porque no tengo noción del tiempo, tanto que pienso que los días no pasan y ya debo varios saludos de cumpleaños que no dí por estar durmiendo y porque la farmacia no tenía línea cuando fui a cargar plata al celu. mal.
pero ya voy a despertar...

3 comentarios:

desde el Pacífico dijo...

Hola! Saludos desde México

popcorn dijo...

Fue un lindo sueño en todo caso. Una verdadera gala =)

yo andaba con look panic...?

te llamo

bye.

Ian Paul dijo...

hoy es martes o.o