11 noviembre, 2010

Más pájaros, menos cabeza.


Siento que mi cuerpo no me acompaña a todas las partes que quiero ir. ¿Lo han sentido? No es que esté cansada ni mucho menos, pero quisiera extender las horas de la noche para calmarme o que mi metro cincuenta y ocho de estatura atinara a ser más activa de día porque quiero abarcar muchas cosas, sé que tengo que hacer muchas cosas, pero por diversas razones, no alcanzo. O tener muchos brazos, eso sería efectivo (pero igual freak).

Y es que es noviembre y eso implica más actividad estudiantil y cosas como ganar recursos imaginarios para financiar mis proyectos (y regalos) de fin de año. Así que, como en abril (otro mes que amo) voy a hacer una lista de las cosas que tengo que hacer, para organizarme y hacer buenos nidos en mi cerebro, no dejar puras plumas botadas por ahí, que quizás un día sí serán realidad. Aquí voy:
- Tomar fotos, muchas fotos.
- Cerrar mi gran cantidad de cuentas de usuario en redes que me quitan tiempo y no utilizo realmente.
- Leerme un buen libro (que no hable de procesos comunicativos).
- Seguir amando, cada vez más.
- Dormir en cantidades estratosféricas, sin dejar de soñar despierta.
- Juntar concretamente plata para ir a Conce.
- Ver películas en mi tiempo libre (y así, evitar un poco mi manía por Facebook).
- Escribir mis columnas pendientes y hacer más periodístico el blog.

Oh yeah. Quizás, podría poner muchas cosas más...

4 comentarios:

Hache dijo...

Me parece una buena lista. :D

●₪[Diego]₪● dijo...

Amo y odio noviembre, pero no detallaré pq.
te quiero mocosa, jajaja!
me gusta saber que tay felih!!! :D

fisk_deuce dijo...

a Todos nos sucede alguna vez.. o la mayoría de las veces. Es horrible, sientes comos si la vitalidad de los 20 no fuera vital para nada xD

buen blog :)

me dijo...

:)