30 enero, 2012

Vacaciones

Quiero un tiempo para pensar, para estar lejos, ser la extraña de alguna ciudad, despertarme tarde y cantar en la casa mientras no hay nadie más, estar sola (o casi), para recargar las baterías. Quiero un tiempo para enamorarme de los días y que no se transfomen nunca en rutina, para escribir todo lo que no había podido, para contar las estrellas antes de dormir. Quiero un tiempo para mí, para soñar sin que me despierten, para gritar al vacío, salir a caminar y no tener que saludar de manera políticamente correcta, porque no hay nadie a quién conozca. Un tiempo para salir a bailar, llorar lo que no he llorado, repasar lo vivido. Recién ahora, parte mi nuevo año.

3 comentarios:

just the way the cookie crumbles dijo...

Hola, yo pedí lo mismo en navidad. Ojalá me llegué.

marcelo dijo...

pides puras cosas buenas y necesarias, asi que todo bien para este 2012 que recién comienza.

Hache dijo...

bon voyage