07 diciembre, 2007

M

"Tú, eres el tipo de persona que se casa conmigo, casaría; no como yo que soy el tipo de mujer que no se puede quedar quieta. Quizá me case, quizá me case sin papeles, creo estar casada, pero tú eres el hombre que se casaría conmigo.
El tipo de chico que se enamora de mi tipo de persona, y puede sobre.re.enamorarse muchas veces pero sigue atado y que yo sé que está en el mismo lugar aunque yo llegue tres años después, o a los cinco minutos.
No es que yo sea una perra o algo así, es que me gusta emigrar. Estar firme pero el equilibrio me exige escaparme un día, un rato, una canción. Yo me enamoro y mucho, pero no me privo de nada, me gusta odiar un poco y volver, a tí no, tú te quedas tanto (como Ana buscando su casualidad). Es bueno así. Y eres el tipo de persona que se casaría conmigo sin pensarlo, yo lo sé, y que cuando yo quiera salir leeería los cuentos que yo quería leer para poder contarmelos a la noche siguiente, pero sin hablar.
Y tantas cosas más.
Pero no te amo, y tu no a mí."

3 comentarios:

Ricardo J. Román dijo...

Ya vengo...

Buscaré un cuchillo mellado para cortarme las venas...

No, es una broma linda.

Feliz fin de semana.

¡Buen post!

Clem dijo...

el perfecto trabalenguas :)

just the way the cookie crumbles dijo...

es tan pero tan hermoso y no sé
es PERFECTO!!
la manera en que está escrito y relatado, un amor singular de manera tan particular, o sea entiendes a qué me refiero? ahahah
nos vemos :*