27 febrero, 2009

Oye, hacecomofrío.

A pesar de que leo y leo, y veo las noticias, y tantas cosas ocupan mi cabeza, normalmente el blog es donde desahogo más que nada, historia, y mi cuaderno recibe cada alegato contra padres, sociedades, llantos por música y voladas mentales muy freaks. Quiero escribir de otras cosas acá, pero nunca es el momento de inspiración, que lástima. Y más ahora, quiero distraerme, este viernes lo vengo esperando hace dos meses, pero a la vez, le temo. Tengo la sensación de que mi (poca) fuerza de voluntad y seguridad antes quienes quiero (pero a veces no debería) se destruya al ver frente a mí lo que este viernes trae. Más específicamente, un terremoto con nombre y apellido que quiero sacar de mí... pero no de mi círculo (eso es casi imposible a estas alturas, sumando que debido a mí se construyeron tantos vínculos que ahora hacen imposible que todos -léase el grupo de fin de semana típico ex-escolar- estemos sin ti, bueno, al menos mientras estés acá en Viña, porque teniéndote en el sur todo era más fácil... o un poco). Quiero apagar mi celular un rato, pero sé que no lo voy a hacer, y está cargado (con plata y batería). Podría comparar esto con Crepúsculo, que estoy leyendo ahora. Siendo yo Bella y tu Edward (que infantil esto), porque ella sabe cuan peligroso es él pero aún así no se aleja. Pero no es igual, no me advertiste los peligros, nos hemos alejado tantas veces como hemos vuelto al vicio, y no eres un increíblemente guapísimo vampiro en inglés. Bueno, me sigo desviando... me cambio de pista, no me concentro. Es imposible concentrarme sabiendo que entre tanta gente que llegará a mi casa esta noche, puedes llegar tú también. Y aunque actúe normal, indiferente y fuerte, sin nada hacia ti como me sentía hasta hace unos minutos, tengo miedo de volver a caer al conectar mis ojos con tu mirada, que cada día parece para mí un arma mortal.




Pd:: al menos, el acelerador que me tenías pisando ya no está.

7 comentarios:

Hache dijo...

la mene y la salud mental sobre el cuerpo valentina querida. recuérdalo siempre.

sólo tú eres dueña de saber qué cosas haces y quécosas no. peroa final de cuentas, trata de hacer las cosas bien.

te quiero.
cualquier cosa. sabes donde estoy.

Hache dijo...

mente*
:P

Marcelo dijo...

Si estas escribiendo acerca de eso, ya caiste, incluso antes que llegara a tu casa. Y eso no es malo.

Quiero regalarte una cancion. Si te conectas tal vez te la mande.
besos

just the way the cookie crumbles dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
just the way the cookie crumbles dijo...

mmm...seria quien yo pienso que seria?
Si es asi, bueno, sí, la situación es abrumante pero en parte alegre, no?
Opino que cualquiera sea la situacion, no deberías preocuparte tanto y más bien dejar que ls cosas pasen y ya, ya que como leo, no hay mucho qué hacer mas que Evitar...
evitar sentir cosas, pensar cosas, etc :)
Suerte mi niña, lindo lo qu escribes como siempre, pero esta entrada la lei con una voz tuya mas ronca, porqué será?
Y corroboro lo de "hache", aquí estoy :)

Marcelo dijo...

cambie una letra en mi blog, ergo cambio la direccion.

saludos

Hanzinho dijo...

El súmmum de todo esto es que los chicos malos atraen a las chicas buenas, y viceversa...

Esto de los polos opuestos...

xDDD


Que estis bien!!!!!

:P