21 febrero, 2009

que vuele y que cante

Cuando uno va de viaje, tiene que aprovechar. Yo aprovecho de desconectarme. El jueves recién pasado llegué de Argentina, estuve en Mendoza y dos días en Cacheuta, un lugar en las montañas donde no hay más que unas termas, unos puestos de artesanía, un puente que da miedo y unas cabañas (donde me quedé). Y ahí, estando allá, sin celular ni reloj, solo dinero para sobrevivir y mi memoria y sentido de la orientación, me olvidé por completo de Chile, y es lo mejor, después de vivir tantas cosas... intensas en el verano, que aún así ha estado relajado. Ahora estoy acá, donde mismo todos los fines de semana, esperando la noche para salir con los mismos ex compañeros de curso, en el mismo lugar donde pasé muchas noches el año pasado, y me siento como viviendo en otra parte. Pero por ahora, eso es bueno. Extraño que en las noches no me dé nada de frío sí, aunque no podçia sobrevivir sin el aire marino y todas esas cosas a las que estoy acostumbrada desde que nací... Eso, no tiene precio. Y entonces, igual, uno piensa, se despeja, piensa en frío las cosas, que pensarlas como recién sacadas del horno a veces caga mucho las situaciones, y de nuevo me estoy dando vuelta en círculos al rededor de mí misma... en fin, la cosa es que viajé, respiré aire cordillerano, me hundí en las termas y volví tan lista para todo, tan descansada, y pensé en todo para desechar de una buena vez todo lo malo que no quería sacar.

6 comentarios:

Matias dijo...

Me paso algo similar cuando llegue del mochileo
saludos valentina

Tari dijo...

Bacán. Yo de Argentina conozco Bariloche, pero cuando fuí no andaba de vacaciones, si no que en una gira de estudios en dónde no dormí nada jajá.
Ahora me relajo en el lugar donde viviré por unos varios años más. Un lugar nuevo :) .
Que genial que te haya servido ese viaje. No hay nada mejor que los viajes provechosos, esos que te dejan una gratificación por el tiempo utilizado, en fin, el tiempo de la vida.
Ya, ahora visitaré seguido tu blog =), lo agregaré a mi blog roll.
Compañera de U! jajajaja.
Chau Vale =)!

Hache dijo...

yo he estado dos veces en mendoza.
y puedo compartir contigo eso de salir con setido de orientación y desconexión de todo lo que se queda atrás en la carretera, literalmente hablando.

sólo puedo decirte, welcome back, little girl.

te quiero.

p a u l a ♥ dijo...

Que rico que tus vacaciones te sirvieron para desahogar todo lo que teniai dentro.
Como tú, no puedo sobrevivir sin el mar, las brisas costeras y el aroma a sal. Es algo inherente a mi jajajaja

Mucho éxito para este año vale, un beso nos vemos por ahí.

Marcelo dijo...

es bueno desconectarse de vez en cuando. yo no sali este verano. me quedé en mi casa todo el verando. casi siempre mis veranos son fomes, eso pasa, lo malo es acostumbrarse, creo.

besos

Marcelo dijo...

le cambie una letra a mi blog, ergo, le cambio la direccion. saludos