20 febrero, 2010

esta semana mis hormonas causaron más estragos psicológicos que una noche de borrachera. aunque, una noche de borrachera, en verdad, podría ser mil veces peor.

2 comentarios:

Hache dijo...

ufff, salvados por la campana!

balerí.- dijo...

si digo que me gustan las noches de borrachera quedaré catalogada como una pobre ebria miserable, por ende, no lo diré (perolopensé)

vaaaale (: